CEREMONIA DE APERTURA
Asistimos a una enorme transformación, impulsada por el actual gobierno, que necesariamente genera discusiones y “ruido” –dijo en la Apertura Alejandro Oberst, presidente del IAEF. Pero confiamos en el camino emprendido, más allá de las dificultades. Necesitamos un mercado de capitales sólido.
También en el marco de la Apertura, Douglas Elespe se manifestó orgulloso de la acción emprenduda con el CIIA, que habilita a quienes lo cursan a desempeñarse con certificados de excelencia en el ámbito de las finanzas internacionales.

MARCOS AYERRA
Presidente de la Comisión Nacional de Valores

Marcos Ayerra se presentó en la misma mañana en la que debía informar al Senado de la Nación, en busca de aprobar el proyecto de creación del mercado de capitales.
Ayerra aceptó que “hay turbulencias”. Pero estamos creando oportunidades –dijo: -Estamos refundando la CNV. Nuestra tarea es actualizar y modernizar regulaciones, copiar lo bueno del mundo, lo simple. Tenemos que democratizar el mercado de capitales, mejorar las herramientas de protección al inversor. Debemos insertarnos en el mundo. La tarea es descomunal. Pero estamos en el camino correcto.
Se colocaron ya 18.000 millones de dólares, contra los 10 mil millones de 2015. Este año entraron 5.000 millones de dólares en la economía real.
El punto débil es que sólo se han agregado 22 emisoras de deuda, aunque ya estamos terceros en colocación de acciones en América latina.
Este año vamos por la ley y su regulación. Se  vienen cambios culturales fundamentales, en la búsqueda de un rol social para el mercado de capitales. Buscamos un mercado basado en la tecnología. Por eso la agenda tecnológica es vital: si no somos una CNV tecnológica, no seremos útiles.

PRIMER PANEL
Moderado por Douglas Elespe, el Primer Panel estuvo integrado por Federico Spraggon Hernández –Presidente de la Cámara de Agentes de Bolsa-  y Alejandro Berney –CEO de Caja de Valores S.A.

Se dijo que la Cámara de Agentes de Bolsa tiene una muy extensa trayectoria en defensa de sus asociados. “Buscamos abrir espacios de contacto”, dijo Spraggon: “es muy importante el diálogo con la CNV”.
La Cámara elabora un índice de confianza del inversor, basado en 50 argentinos de clase media, bancarizados. Ese índice guarda una estrecha relación con la situación política y social.
La situación actual es ligeramente mejor que la de 2017, si bien se observa un declive en la confianza, desde los sucesos posteriores a las elecciones del último año. Nuestro objetivo es entender cómo piensan los inversores de clase media.
Para Alejandro Berney hay una alta probabilidad de pasar de un mercado de frontera a un mercado emergente.
Es muy importante que el riesgo no crezca. Que haya un programa de préstamo de valores. Se destacó la importancia de la “venta en corto”. Cuanto más liquidez tenga el mercado, mayor transparencia.
Se valoró la importancia de las plataformas internacionales de distribución.
La instrumentación del sistema de Participación Pública Privada (PPP) se está haciendo a través del mercado de capitales. Sus títulos también participan de una oferta secundaria en el mercado.
El mercado de capitales aumentó en 2017 un 80% respecto del año anterior. Pero queda muchísimo por crecer. La ley de mercado de capitales permitirá que sigamos creciendo.
Argentina necesita inversores locales que se atrevan al largo plazo. Para ello, la tarea de información es importantísima. Como también son muy importantes las certificaciones financieras que otorga el IAEF.

SEGUNDO PANEL
Moderado por María Ganin –Executive Director JP MORGAN-, el Segundo Panel estuvo integrado por Rafael Brigo –Gerente Estudios Económicos y Sociales Banco Provincia de Bs.Aires-, Mauro Chiarini –Senior Director FixScr-, Miguel Kiguel –Director Econviews-, Juan Manuel Pazos –Head Strategist Puente.

Se dijo que hay hay 36 millones de dólares invertidos en infraestructura de transporte, por el sistema de PPP (Participación Pública Privada).
El marco regulatorio es muy flexible. Aunque llevará tiempo ver cómo funciona.
Muy importante, la distribución del riesgo. Hay que ver la magnitud del programa. Su éxito dependerá además del contexto económico.
Para Miguel Kiguel, “en los últimos cuatro o cinco meses estuvimos en un péndulo. Hoy, el sentimiento hacia Argentina que se percibe en el exterior ya no es el mismo: hay un ambiente más complicado”.
Diciembre fue un mes muy difícil. El gobierno implementa un gradualismo con mínimos shocks. Pero la inflación se escapó: 25% de inflación fue un mazazo. Se debilitó al Banco Central. Y el dólar empezó a dispararse.
A todo ello se sumó la suba de tasas en Estados Unidos, configurando una situación de turbulencia y volatilidad.
Hoy, la situación parece estar recomponiéndose. Y probablemente, el malhumor va a pasar.
Este año se intentará vender bonos en pesos: $ 8.000 millones. Pero el costo de oportunidad siguen siendo las Lebac. Hay exceso de demanda sobre el mercado local.
El primer paso para afrontar la PPP es cambiar el sistema de fondeo. Cabe esperar que esto suceda con proyectos a largo plazo. No tenemos dudas de que la PPP como herramienta es buena: rutas, hospitales y hasta cárceles están en los planes de fondeo por parte del Banco Provincia de Buenos Aires.
La PPP genera derrame hacia otras empresas y proveedores: las Pymes van a ser proveedoras de muchos proyectos.
Financiar a todos los proyectos de Participación Pública Privada en Argentina es un desafío mayúsculo. Hay que desarrollar incentivos para que venga la plata argentina que está afuera.
En este sentido, el blanqueo fue una oportunidad perdida. “No podemos seguir mirando a Wall Street”.
Si el programa fiscal se cumple, Argentina no va a tener un problema de deuda. Hoy no estamos bien, aunque vamos en la dirección correcta.

TERCER PANEL
Moderado por Douglas Elespe, el Tercer Panel estuvo integrado por Gabriel Ruiz –CEO Delta Asset Management-, Eduardo Serra –CEO BNP Paribas- y Walter Stoeppelwerth –CEO Balanz Capital.

En el Tercer Panel se señaló que la tasa de ahorro local es ridículamente baja.
Surge la necesidad de complementar al sistema jubilatorio nacional con la incorporación de sistemas privados, como las AFJP.
Hay un alto potencial para inversores extranjeros, tanto como para el crecimiento de inversores institucionales.
Crece la confianza en el sistema financiero. Estimamos que seguirá el “festival de bonos”: lo que el mercado argentino necesita es liquidez.
El sistema jubilatorio de reparto está en crisis. Dos millones y medio de personas se sumaron desde 2012, sin haber aportado al sistema.
Se reivindicó el sistema de ahorro corporativo, con aportes de empresas e individuos que generan ahorro complementario.
“En los ´90 tuvimos una oportunidad y la perdimos.”
El sistema de ahorro voluntario es ideal para apalancar el mercado de capitales.
La Argentina necesita volver a crecer. Hay que trabajar en la seguridad jurídica. Y en la comunicación.
Creemos que el tipo de cambio va a frenarse.
El gobierno perdió algo de credibilidad en materia fiscal: los bonos a mediano y largo plazo han sufrido por esta percepción, que sin embargo podría revertirse.
“Vemos al 2028 en un camino de peor a mejor”.
Lo que Argentina no maneja es el sector externo. Por ahora, los mercados emergentes están en pleno crecimiento.
A corto y mediano plazo, todos los indicadores tienden a la inversión en pesos.
La renta variable va a ser una excelente inversión a mediano y largo plazo, si la Argentina entra en una senda de crecimiento.
Hoy asistimos a una “pequeña burbuja bancaria” en nuestro país. Los bancos ganan fortunas con poco riesgo.
Los bonos locales de largo plazo son una muy buena alternativa de inversión. Su futuro depende del programa fiscal.
La Argentina exporta muy poco. El gobierno no tiene otra opción que acelerar su consolidación fiscal.
Necesitamos un shock antiinflacionario. Y debe producirse este año. De lo contrario, el futuro podría complicarse.
La FED estadounidense podría aumentar la tasa de interés dos o tres veces más en el transcurso de este año.

 

CUARTO PANEL
Moderado por Douglas Elespe, el Cuarto Panel estuvo integrado por Martín Fernández Romero –Country Manager de Moody´s- y Daniel Marx –Director Ejecutivo de Quantum Finanzas.

En 2015 hubo sólo dos emisores de deuda. En 2016 ya hubo casi veinte emisores.
Argentina volvió a ser un mercado activo en los mercados internacionales de capitales. Hoy ocupa el tercer lugar en América latina.
Y un cambio muy importante: también las provincias volvieron a ser emisores de deuda.
Todavía estamos en una transición hacia una economía más interrelacionada con el mundo.
Hay riesgos: las guerras comerciales, las presiones políticas. Pero en general los mercados emergentes han superado sin traumas las turbulencias.
Si bien Argentina está cerca de pasar a esa categoría, las acciones no se han recuperado como en otros países.
Hay un objetivo muy claro de reducir los desequilibrios. Pero todavía falta. La credibilidad se destruye mucho más rápido de lo que demora luego en reconstruirse.
Para Moody´s, no hay expectativas de que la calificación argentina suba en los próximos doce meses. Falta mucho para alcanzar el investment grade.
El déficit fiscal es alto.
Va a llevar tiempo bajar la inflación a un dígito.
Las políticas económicas deberían sostenerse en el tiempo, aunque cambie el signo político.