2° Simposio Mercado de Capitales y Finanzas Corporativas

23 de Junio de 2016

Resumen

Vladimir Werning destacó “la gran oportunidad para que el sector privado tome la iniciativa: en los organismos del estado contamos hoy con el mejor capital humano”. Y añadió: “Tenemos una gran vocación por integrarnos al mundo. Hasta ahora se perdía el mercado el mercado primario, teníamos un modelo de suma cero. Hoy debemos promover el mercado interno para fortalecer el mercado primario.

Estamos en un plan de estabilización. Hay que bajar el costo argentino, promover mayor competitividad, con un tipo de cambio flotante y equilibrio cambiario sustentable. La expectativa en el sector privado pasa por una caída contundente de la inflación.

El capital humano argentino está. Hay que recuperar las instituciones.”

“Nuestra deuda interna era con los jubilados”, dijo Emilio Basavilbaso: “El jubilado promedio tuvo que esperar siete años para obtener un fallo. Hoy la principal estrategia de ANSES es buscar la formalización laboral: con 40% de trabajo informal, el sistema es insostenible.

Estamos pagando asignaciones durante todo el año, incluso a trabajadores temporarios. Y desaparece el AMPE: no queremos más policías en las empresas que les digan a los directores cuál es su negocio.

El FGS se va a utilizar para pagar los juicios. Pero no tenemos una estrategia de venta de las acciones del Fondo. Pero sí queremos participar en ofertas públicas. Queremos una ANSES inteligente en sus inversiones.

También el FGS va a trabajar en infraestructura federal: ANSES presta este año al 6% y al 3% desde el año próximo”.

Para Adelmo Gabbi, “es el gran momento del mercado de capitales argentino. El financiamiento de largo plazo está en la Bolsa.

Hemos pasado por un gobierno que nos maltrató. Que le faltó el respeto a los mercados. Y los mercados internacionales no perdonan. El resultado fue inversión cero en la Argentina. Desde 2009 perdimos 30.000 millones de dólares en inversiones productivas por año.

En sólo seis meses hemos cumplimentado todo para dejar de ser un país mercado-fronterizo. En muy poco tiempo implementaremos BYMA –Bolsas y Mercados Argentinos-, un mercado nacional efectivo para el desarrollo del mercado de capitales, que sirva al desarrollo del país”.

En el panel sobre nuevo marco regulatorio e institucional, Daniel Rúas destacó “la calificación B3 de Moody´s, después del arreglo con los holdouts. La economía argentina es 25 veces más grande que las economías calificadas como B. Deberíamos ir al mercado de las A, a medida que se corrijan los desbalances. La Argentina está de vuelta en los mercados de deuda.”

Para Marcelo Villegas, “no necesitamos grandes reformas legales para desarrollar el mercado de capitales. Hay otras cosas por mejorar. Es muy importante que se consensue una agenda más amplia que la de la ley. Las políticas inversoras de ANSES, por ejemplo. Un probable embotellamiento de inversores argentinos podría llegar a recalentar la tasa.

La integración con mercados de otros países latinoamericanos ha sido muy exitosa… en los discursos. Pero no se opera. Nos interesaría mucho más una unión con Brasil. 

No hay ni van a haber actos de corrupción en el sistema bursátil argentino.”

En el panel sobre alternativas y herramientas de financiamiento, se dijo: “Hay que homogeneizar algún instrumento para llegar a las pymes. La tasa va a ir bajando, aunque hoy está en niveles inviables. Estamos trabajando con organismos internacionales de crédito.

Lo que le faltaba al mercado argentino era confianza. Creo que hoy la estamos consiguiendo en la banca global.

Obligaciones negociables y fideicomisos seguirán siendo instrumentos de financiamiento. Así como fondos comunes cerrados y de inversión directa, entre otros. Hay que generar activos previsibles y de mayor plazo. Las SGR (Sociedades de Garantía Recíproca) son herramientas alternativas que generan contención a las pymes –que se sienten maltratadas por los bancos.”

En el panel sobre fondos comunes de inversión como financiamiento de inversión pública y privada, Nora Trotta dijo:

“La industria de fondos comunes de inversión administra $ 240.000 millones. En Argentina, el porcentaje de fondos de inversión en asset management llega sólo al 45%.

Los que más crecerán en el futuro son los fondos de renta variable. Las administradoras independientes pasaron de ocupar el 24% al 40% del mercado.

Esperamos que el mercado de capitales crezca. En la ley de blanqueo, el artículo 42 consigna que los que inviertan en fondos productivos no pagarán penalidad si se quedan 5 años.

El anhelo es encontrar financiamiento para la vivienda, así como logramos financiar el consumo.”

Para Gabriel Ruiz, “el gran desafío es hacer popular este vehículo, que hoy no lo es. Tuvimos una tasa de interés negativa durante ocho años, lo que desincentivó el ahorro y fomentó el consumo. Necesitamos llegar a individuos y familias: las nuevas políticas monetarias van en el camino correcto.

La exteriorización de capitales plantea a los fondos comunes de inversión un desafío enorme. Tenemos 140.000 inversores: debemos llegar al millón en dos años (Chile tiene dos millones). El marco regulatorio no es impedimento para lograrlo.

Necesitamos una tasa de interés que esté por encima de la tasa de inflación.”

Para Jackie Maubré, “la industria es hoy demasiado pequeña para el tamaño de nuestra economía. Debemos incluir a los fondos de renovación tecnológica: hay que destrabarlos.”

Para Gabriel González Beramendi “tenemos una industria muy sesgada al corto plazo y muy bajo conocimiento del tema FCI. El potencial es enorme: hay un gran déficit de inversión en infraestructura, sólo el 1,7% del PBI.

Necesitamos condiciones para generar ahorro. Y es deseable que el ahorro sea en moneda local, para evitar descalces de moneda.”

En el panel sobre finanzas corporativas, Alejandra Naughton dijo: “Supervielle tiene hasta 10% de participación en el mercado de préstamos. En 2015 fue el tercer emisor de deuda. En abril de este año decidimos salir al mercado de renta variable. Había muchas dudas, pero si hay mercado receptivo queremos ser los primeros en salir. Los resultados superan nuestras expectativas, alcanzando transacciones por 350 millones de dólares.”

Para Alan Aurich, “el grupo Exel compró Havanna en los ´90. En 2001, quedó en manos de los bancos. Y en 2003 la compra un grupo de inversores privados.

Se definen estrategias para los mercados nacional e internacional: más negocio de marca, en todo el país turístico: pasamos de “ser alfajores” a ser locales. Cambiamos la definición de negocio. Y nos fue muy bien, tanto en Argentina como en el exterior (estamos en tres países). Tenemos una parte del capital en el mercado público.”

En el mismo panel también se dijo: “Los FCI tienen 2% de sus fondos en acciones. Sólo en los últimos dos meses hubo diez emisores de deuda. Los inversores internaciones buscan posiciones minoritarias de equities en Argentina, ya que hasta ahora no podían hacerlo. El éxito de Havanna lo es también para el mercado. Así el círculo vicioso revierte en círculo virtuoso. 

Para salir al mercado de equities internacional hay que emitir diez veces más de lo que se emite hoy. Los mercados local e internacional deben complementarse, como sucede por ejemplo en Chile.

Necesitamos repatriar el mercado financiero argentino.”

José Siaba Serrate dijo que “vamos por un camino muy angosto… en todo el mundo. China es un modelo que se agotó. Ya no puede descansar en las exportaciones, tiene que volcarse al mercado interno.”

Para Ezequiel Zambaglione “es un buen momento para reducir riesgos en el mundo. La macro argentina muestra dificultades. Apostamos al mediano plazo, siempre que se cumpla con las metas fiscales y crezca la economía. Un 20 a 30% de la cartera en pesos sería el límite que estamos recomendando.”

Según Germán Fermo, “estamos frente a la burbuja de renta fija más espectacular de la humanidad. En un mundo incomprensible, de pronto aparece Argentina ofreciendo el 7%. La preguna es si, a tres años, el modelo argentino cierra. El gobierno de Macri está más peronizado de lo que creíamos. El atraso cambiario llegó para quedarse, lo mismo que el déficit fiscal.

Éste es el mundo de la tasa cero. El único país con tasas positivas es Estados Unidos. Y el dólar se está depreciando.

Es muy difícil saber cuánto va a entrar por el blanqueo.”

Para Patricia Boedo, “lo importante es que la normativa de la CNV sea clara y precisa. Encontramos inconsistencias y hasta objetivos que distorsionan el desarrollo del mercado de capitales.

Estamos encarando la reforma de la ley de mercado de capitales.”

Sedes

Buenos Aires
Córdoba
Mendoza
Rosario